PECSA Lab

trabajo

Principales diferencias entre coworking y teletrabajo

A lo largo de 2020, hemos podido observar cómo muchos trabajadores han pasado de trabajar en una oficina a teletrabajar desde su casa, puesto que la crisis sanitaria hacía inviable el modelo de trabajo presencial en muchas empresas. Convirtieron así sus hogares en despachos, con todos los pros y contras que ello conlleva. En otros casos, se ha buscado una alternativa intermedia que también permite trabajar en remoto: el coworking. ¿Cuál es la mejor opción? Como espacio de coworking en Madrid, hoy queremos centrarnos en destacar las principales diferencias entre coworking y teletrabajo.

Diferencias entre coworking y teletrabajo

El teletrabajo es la primera opción en la que han pensado las empresas con la llegada de la pandemia por coronavirus. Sin duda trae múltiples ventajas, pero también cuenta con algunas dificultades, como las condiciones ergonómicas, que pueden ser peores que las que tenía el trabajador en la oficina, la soledad que implica, lo que lleva a una falta de socialización, la organización, los servicios, etc.

El coworking, aunque quizás estaba más pensado para tener en sus instalaciones a trabajadores autónomos, freelance o pequeñas empresas, han visto la oportunidad de ofrecer sus servicios como solución para aquellas compañías que se ven en la tesitura o en la necesidad de implementar el trabajo en remoto para sus empleados.

Se trata de una opción más atractiva para trabajar que tener que quedarse en casa. El trabajador no está solo, sino que hará sus tareas en un espacio que destaca por ser un flujo de personas, ideas y proyectos, donde poder socializar, conocer nuevas personas, entablar relaciones profesionales interesantes, encontrar oportunidades, etc. Se trata de espacios a los que se puede acceder bajo demanda en función de las necesidades concretas teniendo en cuenta las circunstancias, el momento, los proyectos y los equipos de trabajo.

Hay que tener presente que es muy importante que los trabajadores estén contentos y motivados para llevar a cabo su actividad, y en el coworking de PecsaLab encuentran un lugar en el que poder rodearse de otros profesionales con los que conectar tanto a nivel personal, como profesional.