PECSA Lab

espacio de coworking madrid

Consejos para hacer crecer tu negocio en un espacio coworking

¿Estás sacando a nuestro espacio de coworking en Madrid el máximo provecho? ¿Lo estás usando de tal modo que, a la larga, veas crecer tu negocio? Para salir de dudas, te invitamos a seguir leyendo este nuevo post del blog. 

Un espacio de coworking nos puede ayudar en muchos sentidos. Además de a motivar a tu equipo, a encontrar nuevos clientes y a satisfacer mejor sus necesidades. A la hora de programar reuniones con clientes, un espacio de coworking puede ser la mejor de las opciones. Un terreno aséptico y neutral con todas las comodidades y prestaciones tecnológicas. Hay que preparar el espacio con antelación. Saber por ejemplo si vamos a hacer una demostración o presentación para que en Fundación Pecsa te facilitemos un proyector y todo lo necesario. 

 

También puedes usar este espacio para hacer entrevistas de trabajo a distintos candidatos. Mantener este tipo de encuentros en una oficina de coworking puede ser de gran ayuda. Es un espacio neutral para conocerse, privado y sin distracciones. Puedes fijar un día para hacer todas las entrevistas dentro de un proceso de selección y así aprovechar el tiempo. Hacerlas todas en un día te permitirá tenerlas recientes en la mente y poder tomar una decisión más cómodamente.  

 

También podemos usar este espacio para lo que se conoce como brainstorming. La lluvia de ideas es clave para el crecimiento de algunos negocios, sobre todo las startups. Para el desarrollo de nuevos productos, la comunicación con los clientes, trazar campañas de publicidad o captar oportunidades financieras con potenciales inversores. Todo esto puede requerir de una sesión de brainstorming que se desarrolle en un ambiente sin distracciones. Por ejemplo, un espacio coworking como el nuestro. 

 

Podemos usar estos espacios también para la gestión de proyectos, para tenerlo todo organizado y avanzar. Puedes fijar un día a la semana o al mes, depende de la magnitud del proyecto, para fijar listas de tareas, hacer un seguimiento, detectar y solventar problemas….. Tener un lugar en exclusiva dedicado a este tipo de tareas puede ayudar a desempeñarlas de manera más eficiente. 

Un espacio de coworking es ideal además para acoger reuniones de ventas trimestrales, semestrales o anuales. Reuniones para ver qué funciona y qué no, para presentar nuevos productos o servicios. Estos espacios pueden acoger sesiones de estrategia, tormentas de ideas, reuniones financieras, capacitaciones, etc.