PECSA Lab

despachos compartidos madrid

Cómo organizar una dinámica de grupo

Como centro de alquiler de despachos compartidos en Madrid queremos ocuparnos de una de las actividades que pueden acoger nuestras instalaciones: las dinámicas de grupo.


Seguramente hayas participado en alguna porque se trata de una actividad muy frecuente. Por ejemplo, para fomentar el trabajo en equipo en el seno de las empresas. Se usan también en procesos de selección. Si por lo que sea no te ha tocado nunca formar parte de ninguna dinámica de grupo, te invitamos a seguir leyendo para ver cómo funcionan. Tienes que tener presente que estamos hablando de una práctica que reúne a varios candidatos para tratar de resolver un tema o problema formulado previamente por una figura básica: la del entrevistador. En la dinámica de grupo interviene un grupo de personas que tienen que demostrar sus diferentes puntos de vista e intentar dar con una solución de forma grupal y consensuada.

Mientras dura la dinámica de grupo que pueden acoger las instalaciones de PecsaLab, se analizan en los participantes aspectos como: la forma de comunicar, el lenguaje corporal, la capacidad de escuchar, de dialogar, persuadir o cooperar con el equipo. También la destreza en la toma de decisiones o la creatividad. La meta es que, gracias a la dinámica de grupo, las personas expongan sus aptitudes y competencias. Algo esencial para valorar si esas personas son aptas para desempeñar un trabajo en equipo. Como ves, es una interesante herramienta para evaluar el grado de educación, respeto, sinceridad y empatía demostrado hacia los compañeros. Para saber cómo se desenvuelven las personas cuando tienen que trabajar en grupo. En el caso de los procesos de selección para cubrir un puesto de trabajo, permiten al entrevistador conocer la personalidad del candidato, detectar las habilidades y observar cómo razona.

Tipos de dinámicas de grupo

1) Brainstorming: fomenta la imaginación formulando multitud de ideas de manera libre, espontánea y original sobre un tema concreto. Los participantes tienen que alcanzar un acuerdo.

2) Panel: contempla a un número de entre cuatro y seis personas. Cada una presenta y aborda un aspecto del tema y, tras exponer los puntos de vista, el resto de los participantes completan la información. Se da valor a la claridad en la exposición y a la capacidad de hablar en público.

3) Debate: dos o más personas tratan de abordar un tema desde posiciones enfrentadas. Los candidatos conocen previamente su postura para defender sus argumentos.

4) Rol playing: el entrevistador propone un escenario imaginario en un contexto de crisis. Cada candidato afronta el problema de acuerdo con un rol concreto asignado de antemano.